Los caldereros han llegado a nuestra escuela. ¡Mirad que bien tocan los más pequeños del edificio de  Arostegi!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.